Manos, Gargantas y Vida

No podré vivir sino es con vida, pero tampoco lo haré si es a costa de la vida. Vivo de la vida y no de la muerte, de la que ahora morimos a todas horas.

Entrada destacada

Blog de WordPress.com.

Subir ↑