Se despedirán

Se despedirán,
el viajero, de sus caminos,
el recuerdo, de sus escombros
y los ojos, de sus manos.
Se despedirán los trigos
sobre los almidonados y severos
campos de ausentes negros,
sin lágrimas en su retiro.
Se despedirán los arroyos
con sus despiertas voces
y su libertad de mil nombres,
con un latido de abandonos.
Se despedirán los campos
cayendo en los silencios
que se esparcen por los vientos
al lento paso de su ocaso.

Se despedirán,
la voz, de sus labios,
la rosa, de su torso
y la garganta, de su piano.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: