Tierra roja, tierra hermosa

Dialéctica de la primavera es un diálogo entre lo trascendente y lo humano, lo poético y la naturaleza. Lo subjetivo y la materia.

Este poemario nació en un principio como un intento de recuperar todas esas primeras poesías que escribía y dedicaba a los montes vistos desde lejos, desde el recuerdo.

Sin embargo, en ese dejarse llevar con el que suelo terminar escribiendo, el poemario así concebido, naufragó y adquirió otras formas, las formas que tiene el viaje que es la vida.

Así este poemario presenta una clara línea temporal, reflejada en el paso de un solo día desde el alba hasta la madrugada, y además presenta también un viaje en su sentido físico. Además, a lo largo del desarrollo va apareciendo la poesía como protagonista de todo el conjunto, mostrando esa lucha constante que tiene el poeta con la poesía o la poesía con el poeta, que lo es…

Ver la entrada original 1.058 palabras más

14 de abril

Tierra roja, tierra hermosa

Labios de dinamita
cruzan el frío de la estepa
y se encuentran.
Los corceles de la luna
y todos los soles de la tierra
se desvelan.
El pueblo ha hablado,
se arma de primavera
y se rebela.

Los cuerpos, las alas,
el sudor, el llanto.
El deseo se desata.
La tierra, el mar,
la muerte, el espanto.
Llega la esperanza.
El amor, la paz,
el pan, el trabajo.
El pueblo y su palabra.

Y así nos encontramos,
libres y desnudos,
en las sábanas de la luna
desatando los campos.
Una vez hace mucho tiempo,
cuando en el Este amanecía
y aquí estaba brotando
su esperanza sin miedo.
Tus ojos y mis ojos
danzaron una vez,
no recuerdo cuando,
pero ardían el fango y el lodo
entre nuestros labios y su latido
sobre las cadenas rotas
y las tierras exigidas
por los que nunca habían existido.

Los labios, los abrazos,
las…

Ver la entrada original 327 palabras más

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑