Un poema que no quería escribir

Busco consuelo en la palabra
y solo encuentro como 
lo devuelve con más balas.

¿Qué necesito? Me preguntan
y yo sin saberlo
se lo pregunto a la luna 
y ella tampoco lo sabe.

Necesito arrancarme el corazón
y aplastarlo contra el suelo,
lanzárselo a los tiburones
despues de haberlo masticado.

¿Que necesito?

Tal vez darle un punta pie
a la luna más alta
para que se queme de una vez
en el sol más bajo.
Tal vez sangrar las montañas,
masticar sus piedras
y llegar a sus abismos
y quedarme allí escondido
hasta que un día
sean otros los que puedan
encontrarme 
hecho ya de tierras sin hambre.

Busco consuelo en la palabra,
como ya he hecho demasiadas veces,
pero ya no es suficiente,
lo que necesito realmente
es emprenderla a golpes y patadas
con este dolor que es estar vivo.

¿Qué necesito?

Necesito traer de vuelta 
toda esa memoria
que voy perdiendo con las lágrimas
que cubren siempre mi cara
y no olvidarla nunca.
Tal vez escribir con fuego
ese gigante retablo que es mi infancia
aunque para eso tenga 
que incendiar esta ciudad de exilio.
Tal vez todo sea insuficiente
para alguien que quiso amar
de la forma que ama el pueblo,
o tal vez sea suficiente
con saber que soy
porque siempre fuisteis.

Busco consuelo en la palabra
y lo único que quiero 
es no tener que escribir más 
y escapar, escapar a los regazos
de vuestras estrellas.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: